HIstoria

 

FOTOGRAFIAS Y VIDEO DE INKA

FOTO 1

FOTO 2

FOTO 3

FOTO 4

FOTO 5

FOTO 6

FOTO 7

FOTO 8

FOTO 9

FOTO 10

HISTORIA

NOMBRE: INKA
FECHA NACIMIENTO: 15/03/2018
ALTURA: 49 cm.
PESO: 17 kg.
SEXO: Hembra
RAZA: Mestiza
UBICACIÓN: Refugio
ENTRADA A ALBAYYASA: 18/03/2021

INKA, fue sacada de las instalaciones de Resurja con sus otros dos compañeros, Duna y Zeus, donde Albayyasa al saber la noticia de su publicación se hizo cargo de los tres.

Como de Inka y como de sus compañeros, no podemos describir su pasado, el cual habrá sido oscuro al acabar en la calle y en unas instalaciones donde el amor por ellos brilla por su ausencia, las describimos desde este mismo momento……

Desde que esta Inka con nosotros se ha mostrado un poco tímida, mostrándose sumisa al acercarte a ella pero la ayuda de sus compañeros de chenil la hace ayudarla a que los voluntarios de Albayyasa no son un peligro para ella, Inka lo ve y se refleja en su actitud día a día en el refugio, es super juguetona con todos, siempre que sale busca algún perro con el que jugar, se pone a saltar como loca para jugar con los demás, su actitud es la de una cachorrita grande.

Y además se acerca siempre por detrás y aunque no se deja acariciar por su timidez, te da golpecitos con el hocico por detrás para llamar tu atención. Y está empezando a jugar con humanos, está avanzando mucho.

Creemos que ha carecido de cariño, eso se refleja en que si la vas a acariciar hace como si fueras a pegarle, que seguramente en su pasado lo hayan hecho, muestra querer acercarse a la primera, pero retrocede y te observa, al final, si decides acercarte, se pone sumisa, se sienta y deja que la acaricies y te acerques sin problema.

En su sesión fotográfica, al principio le costó salir por la desconfianza, costó que el arnés no es peligroso, la correa no es peligrosa, pero poco a poco fue viendo que no era nada malo, tuvimos que ser pacientes en sus andares y poco a poco en sus poses fotográficas donde se la notaba tímida he indefensa, iba tomando confianza.

En su chenil con DUNA, es su apoyo en la protectora, donde juega con ella sin parar y con los demás compañeros no es ningún problema.

Esperemos que alguna familia le devuelva a Inka las ganas de vivir, de ver que las cosas y personas que hay a su alrededor no son malas, mientras tanto Inka vivirá con nosotros.