HIstoria

 

FOTOGRAFIAS Y VIDEO DE TRISSA

FOTO 1

FOTO 2

FOTO 3

FOTO 4

FOTO 5

FOTO 6

FOTO 7

FOTO 8

FOTO 9

FOTO 10

HISTORIA

NOMBRE: Trissa
FECHA NACIMIENTO: 10/03/2011
ALTURA: 41 cm.
PESO: 11 kg.
SEXO: Hembra
RAZA: Mestiza
UBICACIÓN: Refugio
ENTRADA A ALBAYYASA: 08/02/2021

«SINDROME DE DIOGENES» 

Este es el caso tan impactante que hacía tiempo no ocurría en ALBAYYASA. 

Se trata de 7 animales, compuestos por perros de todas las edades, machos, hembras y con algunos problemas de salud importantes.

El dueño de estos animales, debido a su enfermedad, tuvo que ser tratado por especialistas, dejando en la casa solos a sus perros. Las autoridades se pusieron en contacto con ALBAYYASA para tratar el caso y fuimos en busca de estos pobres animales. 

La situación con la que nos encontramos en la casa, fue horrible. Unos animales totalmente aterrados, victimas del pánico, que en muchos casos salieron corriendo por toda la casa, saltando por las ventanas, haciéndose pis y caca encima,  y muchos de ellos chillando de miedo. Nos encogió el alma, ver las condiciones de insalubridad que padecían estos animales y después de mucho tiempo intentando calmarlos, conseguimos sacarlos con mucho cuidado uno a uno. Todos presentan el mismo comportamiento: sus miradas perdidas, asustadas, su cuerpo encorvado de miedo, no conocen una caricia, no saben lo que es pasear, o ponerse una correa para ir al parque, en definitiva, no saben que hay una vida mejor, por la que ALBAYYASA está dispuesta a luchar y conseguir que todos y cada uno, sean felices para siempre……………………….esa es nuestra gran meta para esta familia de 7 perritos.

 

TRISSA

Trissa es otra de las perritas rescatadas. En este caso se trata de una pequeña abuelita, muy tierna con unos ojos grandes que te miran con tanta dulzura buscando amor. 

Al entrar al refugio, permaneció como es normal, varios días sin acercarse, permaneciendo todos juntos en la misma cama, apoyándose unos a otros. No se movía de la cama, pero sin embargo, recibía sin problema las caricias diarias de nuestra voluntaria, que poco a poco, empezaron a dar sus frutos. Trissa ya salía a recibirnos, moviendo tímidamente su colita y buscando con su cabecita una caricia tierna, un piropo, un beso. 

Esta abuelita daba sus pasos con cuidado para acercarse a nosotras. Su paseo por el campo, le sucede igual que a sus compañeros, no sabe caminar con correa, e intenta morderla para quitársela. Sin embargo, le encanta poner sus patitas encima de ti, en vez de caminar, prefiere que la cojas en brazos. Se nota que no ha salido al campo, porque su mirada era de asombro al conocer un sitio nuevo, el ruido de la naturaleza y los rayos del sol reflejando en su cuerpo. La llamamos cariñosamente abuelita y lo entiende, a ella le gusta, y se acerca metiendo su cabecita despacio para recibir un abrazo que la tranquiliza………………..pedimos una familia que ame a nuestra abuelita Trissa y le haga sentir que todavía tiene una oportunidad para sentirse querida en una casa…………….mientras tanto seremos nosotras quienes te colmaremos de cuidados y atenciones porque te lo mereces………………………..🍀🍀🍀 TRISSA